Skip to content

La Obesidad: Un Problema Más Allá Del Recomendado “Come Menos, Ejercitate Más”


Hoy podemos escuchar a los expertos de la buena nutrición y alimentación, que para adelgazar solamente se necesitan dos cosas. En base a la lógica o creencia popular, este tipo de recomendaciones se centran en dos pilares:

1. Comer menos, y por otro lado

2. Hacer más ejercicio

Workout

Esto suena muy lógico si tenemos en cuenta la definición de la obesidad, la cual a groso modo, la define como “un exceso de tejido adiposo, causado por un exceso de calorías ingeridas, en relación a las que se queman”.

Sin embargo, ¿qué pasa con las personas, quienes a pesar de implementar esta recomendación no logran tener resultados? Recordemos que la obesidad y el sobrepeso son problemas de malnutrición multifactoriales, es decir, se necesitan múltiples causas para su desarrollo (sociales, ambientales, genéticas) y las podemos dividir en dos grandes grupos: las primarias y secundarias.

La causa primaria (y de otros problemas de malnutrición) se basa en una ingesta anormal de calorías, dicho de otro modo, hablando propiamente del sobrepeso/obesidad, se come más de lo necesario en un determinado periodo de tiempo.

Sin embargo existen las causas secundarias, y entre éstas se pueden encontrar, el uso prolongado de ciertos medicamentos, alteraciones hormonales ocasionadas a su vez, por diversas enfermedades, y la exposición a distintos estresores ambientales.

Por esto, para lograr un correcto tratamiento es necesario hacer una correcta búsqueda de todos estos componentes que permitan orientar hacia la causa de la obesidad. Si, es verdad que para muchos el manejo puede consistir en una recomendación empírica de “Comer menos y hacer más ejercicio”, pero el problema del sobrepeso y obesidad, y otras enfermedades consideradas crónico degenerativas, como la Diabetes mellitus, la hipertensión, las dislipidemias (alto nivel de colesterol y/o triglicéridos en la sangre) muchas veces coincide en un denominador común, llamado resistencia a la insulina.

Para finalizar quiero mencionar que, para abordar el problema de la obesidad, si es recomendable lo que comúnmente se menciona, sin embargo hay que hacer una búsqueda de aquellos estresores que estén ocasionando el problema. Sólo así, podemos disminuir la obesidad y el sobrepeso, un problema grave de salud en México.

Dr. Sergio Castorena

 

3 Comments

  1. Hugo Hugo

    Hola que tal Sergio. Me gustó tu artículo. Dónde te encuentras? Das consultas en alguna dirección o solamente es un blog informativo?
    Gracias

  2. Sergio Castorena Sergio Castorena

    Hola Hugo,
    Gracias por seguirnos. Efectivamente damos consulta nutricional y metabólica en Guadalajara, estamos en la dirección vidrio 2136 colonia Americana.
    Saludos

  3. Eating less and exercising more can help in the short term but are of very limited benefit in the long term management of obesity, because they are just a workaround and don’t address the underlying hormonal problems. So the body simply adapts to these changes and figures out a way to store pretty close to what it was storing before. Now eating less can help a lot but it depends on what you eat, if you eat a diet that tends to require a lot of insulin secretion, well that’s one of the big drivers of obesity, it’s not the only hormone that drives this but it’s one of the big ones for sure. We are a race of carbaholics and this is no doubt the biggest reason why we’re getting bigger and bigger, there are others but unless we get this under control better we are up against the wall 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *