Skip to content

Cómo Sobrevivir A Un Restaurante Sin Sabotear Tu Dieta





Rest-comiendo

A todos nos gusta salir, conocer nuevos restaurantes, convivir con nuestra familia y amigos o simplemente salir de la rutina, sin embargo el 80% de las personas en nuestro medio se reúne para comer! O alrededor de la comida, haciéndola prioridad a la hora de convivir con nuestros seres amados, dejando de lado la finalidad de dicha convivencia. Lo anterior resulta ser una total pesadilla para las personas que nos encontramos en proceso de pérdida de peso o simplemente bajo un régimen alimenticio saludable y no tiene que ser así por lo cual te comparto estos 4 consejos para salir victorioso ante tanta tentación, a mí me han funcionado espero que a ti también. Ánimo ¡!

1. Tú mandas:

Suena bastante extraño sin embargo es el más importante, recuerda tú eres el cliente, tú estás pagando por dicho servicio, por lo tanto tú decides qué comer y cómo comer; si bien es cierto este tipo de lugares tienen un menú establecido sin embargo están obligados a hacer variantes de acuerdo al gusto del cliente. Te pongo un ejemplo. Pollo a las finas hierbas con puré de papa, puedes cambiar la guarnición por una deliciosa ensalada o verduras salteadas, o simplemente un filete, pollo asado, salmón, atún, etc. son opciones saludables que siempre habrá en un restaurante, aunque no estén contempladas en dicho menú.

2. Cuidado con las entradas:

Muchas veces cuando nos encontramos en compañía de quien quieres y nos hacen pasar un rato agradable se pierde la noción de lo que comemos y no nos damos cuenta que hemos sobrepasado nuestras porciones, bueno la mejor opción es evitar las entradas, así reservarás mayor cantidad de porciones para el delicioso plato fuerte. Ojo, siempre se tienen opciones saludables en caso de que no podamos omitir pedir una entrada ejemplo : tapas de salmón, vegetales frescos, ensaladas, panela asada a las finas hierbas, espárragos etc.

3. Las bebidas también cuentan:




Cuidado, muchas personas tienen la creencia de que sólo los alimentos sólidos cuentan como porciones, sin embargo también los líquidos tienen aporte calórico y muchas veces superan a los alimentos sólidos, lo más recomendable es evitar las bebidas gaseosas, aguas de frutas con azúcar añadida, cervezas y licores hipercalóricos. Ahora bien, una excelente opción que en lo personal me encanta es vino tinto, tiene bajo aporte calórico y contiene antioxidantes, sólo no excedas su consumo, dos copas es suficiente. Otra opción muy popular es la limonada con agua natural o mineral sin embargo solicita a tu mesero que no añadan azúcar o jarabe y que te proporcione algún sustituto de azúcar.

4. Por último: café!

No existe mayor placer que terminar tu deliciosa comida con un rico café y una buena plática, bajo aporte calórico y antioxidante.

Espero te hayan gustado y sido útiles estos sencillos consejos, ponlos en práctica y verás como tus salidas no tienen por qué ser una pesadilla!!!

Paz y bien!

CTA2

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *